Menu de páginas
Instagram
Menu de Categorías

Publicado el May 27, 2021 en Noticias Destacadas, Noticias Institucionales, Noticias Investigación, Noticias principales

Proyecto centrado en cáncer de ovario del Instituto Leloir obtiene importante financiamiento

Una línea de trabajo, liderada por el laboratorio de Vanesa Gottifredi, que apunta a identificar estrategias de adaptación y evasión de las células malignas al ataque de la quimioterapia, recibirá financiamiento tras ser seleccionado en una convocatoria conjunta entre la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) y GlaxoSmithKline Argentina S.A. (GSK Argentina).

Vanesa Gottifredi

La convocatoria de la (Agencia I+D+i) y GSK Argentina estuvo destinada a  proyectos de investigación orientados a la identificación y validación de nuevos blancos moleculares con potencial terapéutico para tratar enfermedades oncológicas en salud humana.

Una comisión evaluadora ad hoc, integrada por pares del Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCyT) y de GSK, evaluaron las postulaciones y seleccionaron tres iniciativas para su financiamiento, entre ellas la liderada por Gottifredi. Fueron evaluadas tanto desde el punto de vista teórico como desde la eficacia esperada de los resultados, y también se tomó en cuenta la originalidad de las propuestas, el grado de multidisciplinariedad y la excelencia de los equipos e instituciones de investigación que los respaldan.

“Los proyectos financiados por esta herramienta de GSK  y Agencia I+D+i  no solo aportan un apoyo económico sino que ponen a investigadores académicos en contacto con investigadores de la empresa. Las colaboraciones entre visiones y conocimientos disímiles enriquecen la discusión logrando estrategias de trabajo más eficientes y creativas”, señaló Vanesa Gottifredi, directora del Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica en la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora principal del CONICET.

Los estudios de Gottifredi apuntan a identificar estrategias de adaptación y evasión de las células malignas de cáncer de ovario al ataque de la quimioterapia para mejorar la eficacia terapéutica de estos tratamientos. En Argentina, este tipo de cáncer es el quinto más común en las mujeres con unos 2.300 casos nuevos por año. Un gran porcentaje se detecta en estadios avanzados y, pese a la buena respuesta inicial a los tratamientos disponibles, los resultados a largo plazo siguen siendo insatisfactorios. Por tal razón es necesario el desarrollo de terapias innovadoras que eviten la adquisición de resistencia al tratamiento.

“Las terapias de precisión y otras aproximaciones modernas que apuntar a identificar y atacar los talones de Aquiles del cáncer han logrado avances destacados. Pero seguimos sin poder controlar la posibilidad de adaptación y resistencia tumoral. Este proyecto, que se realizará en células en cultivo y modelos pre-clínicos de ratón, apunta a buscar una estrategia para reducir la posibilidad de que el cáncer de ovario se adapte al tratamiento”, explicó Gottifredi.

“Uno de los grandes vectores de cambio que tiene hoy nuestro país son las oportunidades que se abren con los aportes del sistema de ciencia, tecnología e innovación en todas las dimensiones de la salud. El trabajo articulado con GKS ofrece un esquema con gran potencial para hacer crecer a la ciencia argentina en un campo tan sensible como la investigación en oncología”, afirmó Fernando Peirano, presidente de la Agencia I+D+i.

Por su parte, Rosana Felice, directora médica y de investigación y desarrollo en GSK Argentina, señaló: “La Argentina tiene un enorme potencial para jugar un papel clave en los avances de la investigación científica dedicada a entender los mecanismos moleculares de enfermedades graves y brindar posibles soluciones. GSK trabaja en conjunto con instituciones e investigadores de nuestro país, promoviendo estos desarrollos”.

GSK Argentina organizó esta convocatoria conjunta con la Agencia I+D+i a través del programa “Trust in Science” de GSK cuyo propósito es generar asociaciones público-privadas en América Latina para seleccionar proyectos de ciencia básica de punta con capacidad para generar conocimientos para el desarrollo de fármacos efectivos para múltiples enfermedades.

Por su trayectoria y avances, en 2015 Gottifredi ganó el premio Houssay del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; en 2017 el premio Friedrich Wilhelm Bessel concedido por la Fundación Alexander von Humboldt de Alemania;  y en 2019 fue ganadora del Premio Nacional L’Oréal-Unesco “Por la Mujer en la Ciencia” y el Premio Ben Barres que otorga “eLife”, una organización sin fines de lucro fundada en 2011 por el Instituto Médico Howard Hughes, de Estados Unidos, la Sociedad Max Planck, de Alemania, y el Wellcome Trust, del Reino Unido.