Menu de páginas
Instagram
Menu de Categorías

Publicado el Dic 9, 2021 en instagram Links, Noticias Institucionales, Noticias Investigación, Noticias principales

Lanzan versión iOS de una app gratuita para cuidar el reloj biológico

Fernanda Ceriani, científica del Instituto Leloir, es una de las líderes que desarrollaron la aplicación “Mi reloj interno” que permite realizar un autodiagnóstico según edad, género y costumbres horarias y acceder así a recomendaciones para cambiar hábitos y mejorar la higiene del sueño y los ritmos circadianos que son clave para la salud.

La aplicación “Mi reloj interno” (disponible en Apple Store y Google Play) permite realizar un autodiagnóstico según edad, género y costumbres horarias y acceder así a recomendaciones para cambiar hábitos y mejorar la higiene del sueño y los ritmos circadianos que son clave para la salud.

En septiembre pasado la app se lanzó por Play Store (Android) y ahora está disponible una versión por Apple Store (iOS).

“Estamos muy orgullosas de contar por fin con la versión para iOS de una herramienta que permite evaluar la manera en que los hábitos cotidianos inciden en el reloj interno y en caso de detectar  que están ‘desfasados’ sugerir pequeños ajustes para mejorar el funcionamiento del reloj circadiano”, indicó Fernanda Ceriani, una de las líderes del proyecto, jefa del Laboratorio de Genética del Comportamiento en la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora del CONICET.

Cuando el reloj interno y el ambiente están desalineados por mucho tiempo aparecen problemas de salud que van desde el insomnio hasta problemas metabólicos como la diabetes. Además, puede afectar al sistema inmunológico y asociarse a trastornos psiquiátricos como la depresión. También puede dificultar el aprendizaje, aumentar la cantidad de errores, y reducir el rendimiento cognitivo.

Con financiación de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), la app “Mi reloj Interno” se desarrolló inicialmente para limitar el impacto de los cambios de hábito impuestos por la pandemia por COVID-19 en nuestro reloj biológico, pero es útil más allá de esta coyuntura: la falta de concordancia entre el reloj interno y los horarios impuestos por la vida en sociedad. Un ejemplo de hábitos ¨cotidianos¨ que interfieren con el reloj es el trabajar de noche, especialmente en turnos rotativos, la sobreexposición a la luz artificial intensa en horarios vespertinos y hábitos no recomendables como hacer ejercicio o cenar poco tiempo antes de ir a acostarse.

Las científicas que lideraron el desarrollo de la aplicación “Mi reloj interno”: María Juliana Leone (izq.), Fernanda Ceriani, Lia Frenkel y Paula Cramer.

“Mis colegas y yo estamos muy contentas de transformar conocimiento científico en una herramienta que contribuya a mejorar la calidad de la vida de la población”, concluye Ceriani, también investigadora del CONICET.

También lideraron el desarrollo de la app María Juliana Leone, de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) e investigadora del CONICET en la UNQ y en la Universidad Torcuato Di Tella; Paula Cramer, referente de la Red de Clubes de Ciencia del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, y Lia Frenkel, del Instituto de Biociencias, Biotecnología y Biología Traslacional (iB3-FBMC) que depende de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.