Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el mar 23, 2018 en Noticias Destacadas, Noticias Investigación, Noticias principales

Hallan nuevo virus del tomate

Científicas de la Fundación Instituto Leloir (FIL), junto a colegas del INTA, participaron del hallazgo de un nuevo virus que provoca enrollamiento de las hojas y una marcada reducción del tamaño de las raíces de tomate.

La doctora Cristina Marino-Buslje, jefa del Laboratorio de Bioinformática Estructural del Instituto Leloir, y una investigadora de su grupo, la doctora Elin Teppa

La doctora Cristina Marino-Buslje, jefa del Laboratorio de Bioinformática Estructural del Instituto Leloir, y una investigadora de su grupo, la doctora Elin Teppa

Para constatar la identidad del virus, la doctora Cristina Marino-Buslje, jefa del Laboratorio de Bioinformática Estructural de la FIL, y una investigadora de su grupo, la doctora Elin Teppa, analizaron y reforzaron evidencias experimentales respecto de que el germen estudiado, bautizado como “virus del enrollamiento apical de la hoja de tomate” o ToALCV, correspondería a un género nunca descripto de los geminivirus: una familia de virus que infectan el tomate y otras plantas.

Para llegar a ese resultado Marino y Teppa aplicaron herramientas de la bioinformática, un campo que engloba disciplinas tales como informática, matemática, física, estadística, ciencias de la computación, inteligencia artificial, química, bioquímica y biología. “Esta disciplina convierte una enorme cantidad de datos en información útil, es decir, permite su discernimiento en períodos de tiempo más breves”, explica Marino quien también es investigadora del CONICET.

Tal como describe la revista “Frontiers in Microbiology”, además de la identificación del nuevo virus, el análisis bioinformático liderado por Marino sugiere cuál podría ser el insecto responsable de transmitir ese virus en las plantaciones: una chicharrita, Micrutalis malleifera.

El hallazgo sienta bases para diseñar estrategias que eviten pérdidas en la producción de tomate. Según un reciente informe del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Argentina produce anualmente 1,2 millones de toneladas, lo cual no llega a cubrir la demanda del mercado interno.

Perfil de la Dra. Marino-Buslje

Realizó su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona, en España, su posdoctorado en el grupo de Bioinformática del Departamento de Bioquímica de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y amplió su formación en el Instituto Tata de Investigación Fundamental de Bangalore, ciudad conocida como el Silicon Valley de la India.  Posteriormente puso en marcha su laboratorio en la FIL.

También participa en proyectos centrados en el estudio de proteínas asociadas al desarrollo del cáncer, enfermedades neurodegenerativas e infecciones virales.