Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el jun 7, 2018 en Noticias Institucionales, Noticias principales

Dr. Germán Murcia, de Mendoza al Instituto Leloir

El doctor Germán Murcia (31 años) nació en Las Heras, Provincia de Mendoza, y ahora realiza su posdoctorado en el laboratorio de Fisiología Molecular de Plantas liderado por el doctor Jorge Casal en la Fundación Instituto Leloir (FIL).

El doctor Germán Murcia realiza su posdoctorado en el laboratorio de Fisiología Molecular de Plantas liderado por el doctor Jorge Casal en la Fundación Instituto Leloir.

El doctor Germán Murcia realiza su posdoctorado en el laboratorio de Fisiología Molecular de Plantas liderado por el doctor Jorge Casal en la Fundación Instituto Leloir.

“En el laboratorio de Casal investigo los mecanismos biomoleculares asociados a las respuestas de las plantas a los cambios de temperatura durante el día y la noche y también a las variaciones de luz durante el día. Este conocimiento puede ser útil para optimizar el desarrollo de cultivos en un contexto de cambio climático global”, explica Murcia, becario del CONICET en la FIL.
Cuando cursaba el último año de una escuela técnica agrícola en la ciudad de Mendoza la idea de Murcia era seguir estudiando enología, pero por sugerencia de uno de sus profesores decidió estudiar agronomía en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo. “Esta carrera no solo habilita para trabajar como enólogo sino que brinda muchas otras oportunidades laborales”, afirma el joven investigador.

Cuando se graduó como ingeniero agrónomo, Murcia cambió de rumbo. “Me interesé por la biología y la investigación en el momento que cursé Fisiología Vegetal en la carrera de grado”, señala el joven investigador. Y agrega: “Mientras estudiaba la materia me di cuenta que habían muchas preguntas que me planteaba para las cuales no habían respuestas hasta el momento. Por eso comencé a participar en diversas actividades de investigación en distintas cátedras.”

Su siguiente paso fue realizar su tesis de doctorado en la Facultad de Agronomía de la UBA. “Estudié la aplicación de hormonas vegetales (ácido abscísico y giberelina) en el mejoramiento de las características organolépticas (sabor, color y aroma) de la variedad Malbec y dilucidé mecanismos bioquímicos y moleculares involucrados en esos procesos”, indica Murcia.
Cuando cursó una materia de posgrado durante su doctorado conoció al doctor Casal. “Me apasionó su tema de investigación centrado en los mecanismos genéticos que regulan la respuestas de las plantas a la luz. Una vez terminado mi doctorado apliqué a una beca posdoctoral para trabajar en su laboratorio y afortunadamente lo logré”, cuenta Murcia.

Además de estudiar el rol de los receptores de luz, el grupo de Casal fue el primero en descubrir un sensor de temperaturas en plantas. Por su relevancia este hallazgo fue publicado a fines de 2016 en la prestigiosa revista Science. “Hemos observado que varios factores de transcripción que regulan la expresión de genes de respuesta de las plantas a la luz para controlar su crecimiento y desarrollo, también estarían regulando su respuesta a las altas y bajas temperaturas previas”, afirma Murcia respecto de los estudios que realiza ahora en la FIL.

Murcia realiza experimentos con la planta modelo de Arabidopsis thaliana cuyo genoma presenta similitudes con plantas de interés agronómico. “Cuando investigo siempre trato de pensar que lo que hago pueda ser aplicado para mejorar la competitividad agrícola de la Argentina”, afirma Murcia.

“Mi familia es mi sostén. Siempre me inculcaron el valor del trabajo, del estudio y que si uno se esfuerza lo suficiente a la corta o a la larga se obtienen las metas que uno se fija”, puntualiza. Y concluye: “Creo que el estudio y el conocimiento son impagables y son herramientas muy importantes para progresar.”