Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el ago 1, 2018 en Noticias Investigación, Noticias principales

Científicos del Leloir evalúan productos naturales para combatir tumores de mama y ovario sin dañar tejido sano

Las terapias oncológicas clásicas afectan tejidos sanos a medida que destruyen células malignas. Ahora, un proyecto conjunto, del que participan científicos de la Fundación Instituto Leloir (FIL), apunta a identificar nuevas drogas de origen vegetal que sean lo más tóxicas posibles contra el tumor, pero que tengan un impacto mínimo sobre las células normales.

La Dra. Vanesa Gottifredi, investigadora del CONICET y jefa del Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica en el Instituto Leloir, y una integrante de su grupo, la Dra. Natalia Paviolo.

La Dra. Vanesa Gottifredi, investigadora del CONICET y jefa del Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica en el Instituto Leloir, y una integrante de su grupo, la Dra. Natalia Paviolo.

En esta línea de trabajo, investigadores de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en coordinación con colegas de la FIL, identificaron más de 20 productos naturales con actividad selectiva para tumores de mama y ovario asociados con mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2.  Las sustancias provienen de “bibliotecas” de productos naturales y de plantas autóctonas de Argentina. El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) y de la empresa farmacéutica británica GlaxoSmithKline (GSK).

“La plataforma de búsqueda de drogas que hemos desarrollado incorpora el uso de un equipo de citometría de flujo de alto rendimiento. Y simula una situación de convivencia entre células tumorales y normales en un formato de miniatura, donde se evalúan hasta 90 compuestos o drogas por hora de análisis”, afirmó el coordinador del proyecto, el doctor Gastón Soria, quien realizó su doctorado bajo la dirección de la doctora Vanesa Gottifredi en la FIL y actualmente es jefe del Laboratorio de Letalidad Sintética del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI), que depende de la UNC y del CONICET.

La tecnología permite analizar “aproximadamente mil compuestos por semana si se considera el experimento completo”, añadió.

La primera selección de candidatos potenciales a fármacos mediante esa metodología se complementa con otro estudio que realiza el Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica, que lidera la doctora Vanesa Gottifredi en la FIL. El objetivo es dilucidar el mecanismo de acción de las drogas identificadas y compararlas con la de medicamentos que se usan actualmente en la clínica. “De esta manera esperamos poder tomar las mejores decisiones con respecto a qué compuestos, entre los 20 hallados, son los más prometedores para continuar con su desarrollo”, indicó Gottifredi, quien también es investigadora del CONICET.

El Dr. Gastón Soria junto a otros integrantes del Grupo de Letalidad Sintética en Cáncer del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología que depende de la Universidad Nacional de Córdoba y del CONICET.

El Dr. Gastón Soria junto a otros integrantes del Grupo de Letalidad Sintética en Cáncer del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología que depende de la Universidad Nacional de Córdoba y del CONICET.

Si bien la nueva plataforma se centra en cáncer de mama y ovario, “nuestro objetivo es realizar estudios que apunten a identificar compuestos de toxicidad selectiva contra distintos tipos de células tumorales”, afirmó Soria.

El diseño de la plataforma obtuvo el Premio UNC Innova edición 2017 en la categoría Investigación Aplicada y es parte de un proyecto de un consorcio de 14 grupos de investigación que cuenta con un subsidio de un millón de dólares en tres años financiados por GSK y el MINCyT.