Menu de páginas
InstagramFacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el Nov 27, 2019 en instagram Links, Noticias Institucionales, Noticias principales

Realizan taller internacional sobre un tipo enigmático de proteínas en el Instituto Leloir

Científicos de varios países se dieron cita en la Fundación Instituto Leloir (FIL) en un taller internacional sobre proteínas “intrínsecamente desordenadas” que podrían estar vinculadas al desarrollo del cáncer, enfermedades neurodegenerativas e infecciones virales.

Estudiantes, doctorandos, y jóvenes investigadores de todo el país presenciaron conferencias de destacados investigadores de Argentina, Bélgica, Hungría e Italia y participaron de talleres teóricos y prácticos.

Estudiantes, doctorandos, y jóvenes investigadores de todo el país presenciaron conferencias de destacados investigadores de Argentina, Bélgica, Hungría e Italia y participaron de talleres teóricos y prácticos.

Del 19 al 22 de noviembre, estudiantes, doctorandos, y jóvenes investigadores de todo el país presenciaron conferencias de destacados investigadores de Argentina, Bélgica, Hungría e Italia y participaron de talleres teóricos y prácticos para adquirir herramientas bioinformáticas para mejorar el estudio de las proteínas “intrínsecamente desordenadas”.

Dado que hay evidencia creciente de que las proteínas ‘intrínsecamente desordenadas’ se asocian a numerosas enfermedades, su interés aumenta dentro de la comunidad científica”, indicó Cristina Marino-Buslje, coordinadora del taller internacional y jefa del Laboratorio de Bioinformática Estructural de la FIL.

El paradigma clásico establecido por el bioquímico estadounidense Christian Anfinsen, Nobel de Química 1972, establecía que los genes expresaban proteínas con una única estructura tridimensional que determinaba su función. Pero hallazgos posteriores fueron demostrando que aproximadamente el 40% de las proteínas son muy flexibles, no tienen estructura como las que se conoce hasta hoy, cambian constantemente de conformación e interactúan de manera compleja y hasta “promiscua” con otras proteínas. En este grupo se encuentran las proteínas “intrínsecamente desordenadas”.

Se sabe poco sobre este tipo de proteínas. Por eso les estamos prestando mucha atención. Su estudio puede derivar en el desarrollo futuro de terapias novedosas para diferentes patologías”, explicó Marino-Buslje, también investigadora del CONICET e integrante de un consorcio internacional de científicos que con el apoyo de un subsidio de la Unión Europea estudia esas proteínas.

Durante el curso realizado en la FIL, los alumnos participaron de clases teóricas y talleres prácticos para el uso de software, servidores y bases de datos disponibles a través de páginas web. También accedieron a conocimientos básicos del sistema operativo Linux, los lenguajes de programación Python y “R”, y otras herramientas para analizar grandes cantidades de datos (big data), estadística y otros recursos que pueden ser aplicados al estudio de las proteínas “intrínsecamente desordenadas”.

Las conferencias y las clases teóricas y prácticas estuvieron a cargo de Gonzalo de Prat Gay, de la FIL y del CONICET; Gustavo Parisi, de la UNSAM y del CONICET; Lucía Chemes, de la UNSAM y del CONICET; Gábor Erdős, del Grupo de Investigación de Bioinformática Momentum MTA-ELTE, de Budapest, en Hungría; Pajkos Mátyás y Balint Meszaros, de la Universidad Eötvös Loránd, Hungría; Peter Tompa, del Centro de Biología Estructural VIB-VUB, en Bruselas, Bélgica; y Lisanna Paladin y Marco Necci, del Departamento de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Padua, en Italia.

Además de la FIL, el taller internacional contó con el apoyo del programa de investigación e innovación Horizont 2020 IDPfun, de la Unión Europea.