Menu de páginas
Instagram
Menu de Categorías

Publicado el Dic 22, 2021 en instagram Links, Noticias Institucionales, Noticias principales

“Mediante la investigación en ciencia básica de enfermedades infecciosas nos interesa dar respuestas a distintas demandas de la sociedad”

Así lo afirma Daiana Capdevila, investigadora del CONICET en la Fundación Instituto Leloir (FIL)  y ganadora de una mención especial de la tercera edición del Premio Fima Leloir “A la Excelencia Científica de Jóvenes Investigadores” instaurado por Josefina Hortensia “Fima” Leloir, sobrina y ahijada del doctor Luis Federico Leloir, Nobel de Química 1970.

Daiana Capdevila, jefa del Laboratorio de Fisicoquímica de Enfermedades Infecciosas en el Instituto Leloir e investigadora del CONICET. Créditos: Ezequiel Briff

“Una mención del Fima Leloir es un honor enorme y un incentivo para profundizar líneas de trabajo que considero que son innovadoras para el país”, afirma Capdevila,  jefa del Laboratorio de Fisicoquímica de Enfermedades Infecciosas FIL.

La investigadora fue distinguida por “haber demostrado sólidos antecedentes en el área de la Biología Estructural y liderado estudios de relevancia sobre el mecanismo de evolución de sensores de estrés de patógenos bacterianos, con posibles aplicaciones futuras en monitoreo ambiental y alternativas terapéuticas”.

Capdevila y su grupo estudian cómo pequeños cambios en la posición y el movimiento de los átomos en algunas moléculas permiten que las bacterias patógenas, que figuran en la lista de prioridad de la Organización Mundial de la Salud, adquieran resistencia a los antibióticos y evadan el sistema inmune.

“Buscamos contribuir al desarrollo de nuevas estrategias antimicrobianas”, afirma Capdevila, que a su vez dirige un proyecto que apunta al desarrollo de biosensores portátiles para detectar contaminantes a fin de garantizar la seguridad hídrica de la población en la Cuenca MatanzaRiachuelo.

“El premio Fima Leloir es una iniciativa extraordinaria, existen pocos dispositivos para incentivar y visibilizar a investigadoras/es jóvenes en Argentina. Una mención en este premio es un honor enorme y un incentivo para profundizar líneas de trabajo que considero que son innovadoras para el país”, afirma Capdevila.

Y agrega: “Nuestro laboratorio se puso en marcha recientemente y siento que esta mención significa que vamos por el buen camino. Espero en los próximos años poder consolidar las líneas de trabajo y mostrar que la investigación en ciencia básica en fisicoquímica de enfermedades infecciosas puede dar respuestas a distintas demandas de la sociedad”.