Menu de páginas
InstagramFacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el Mar 26, 2020 en instagram Links, Noticias Destacadas, Noticias Investigación, Noticias principales

La ciencia argentina se une para enfrentar al Coronavirus


Por iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) se conformó recientemente la “Unidad Coronavirus Covid-19″ que tiene como objetivo coordinar las capacidades del sistema científico y tecnológico nacional para realizar tareas de diagnóstico e investigación sobre el Coronavirus.

La ciencia argentina se une para enfrentar al Coronavirus

La “Unidad Coronavirus Covid-19” está integrada por el MINCyT, el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación y tiene como objetivo poner a disposición del Gobierno Nacional todas las capacidades de desarrollo de proyectos tecnológicos, recursos humanos, infraestructura y equipamiento que puedan ser requeridas para realizar tareas de diagnóstico e investigación sobre el Coronavirus SARS-CoV-2.

“Enfrentamos un problema mundial que demanda decisiones y acciones locales en cada país. Nuestro gobierno ha decidido apoyarse en médicos y científicos para enfrentar esta situación gravísima. Apoyamos esa manera de proceder, y hemos puesto al Instituto Leloir a disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea posible”, afirmó Alejandro Schinder, presidente de la Fundación Instituto Leloir (FIL).

Desarrollo de un Test de Diagnóstico

“En estos días estamos coordinado el trabajo de distintos grupos de investigación abocados al desarrollo de un test de diagnóstico y a la secuenciación completa del virus que circula en nuestro país. Estamos frente a un gran desafío, pero es notable la gran voluntad de los científicos para trabajar en forma colectiva”, afirmó Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la FIL.

El grupo de Gamarnik y dos laboratorios más de la FIL liderados por Marcelo Yanovsky y Julio Caramelo están trabajando en conjunto para aportar al desarrollo de un test rápido de detección del Coronavirus SARS-CoV-2. A este equipo se suman Diego Álvarez, de la Universidad Nacional de San Martín; Jorge Geffner, del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS); y Oscar Taboga, del INTA Castelar.

“Nuestra tarea consiste en diseñar un test de diagnóstico serológico. Este es un método que permitirá detectar anticuerpos contra coronavirus específicos en las personas y eso es un indicativo de que la persona está o estuvo infectada. Este test podría brindar información muy útil para tener un control de la evolución de la pandemia y tomar medidas acordes para su contención. El objetivo y desafío es poder tenerlo cuanto antes”, subrayó Gamarnik, también directora del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires del CONICET en la FIL.

Una infección se puede detectar en forma directa a partir de la determinación de componentes del virus, o en forma indirecta analizando si una persona tiene anticuerpos contra el virus. “En FIL estamos desarrollando esta última metodología, en una modalidad que se denomina ELISA. Esta técnica tiene la ventaja de ser rápida, sensible y de bajo costo”, indicó Caramelo quien también es investigador del CONICET.

La proteína Spike

Para desarrollar el test, los científicos comenzaron a trabajar con la proteína Spike que se encuentra en la superficie del virus y es la que le permite ingresar a las células que infecta.

Las proteínas Spike del virus también generan una respuesta inmune en los pacientes. “Los pacientes infectados rápidamente desarrollan anticuerpos para defenderse del virus, los cuales pueden detectarse con el test que pretendemos desarrollar. Dada la gran especificidad del sistema inmune, una persona que no haya sido infectada no presentara dichos anticuerpos. El método permitiría procesar cientos de muestras en paralelo en forma rápida, permitiendo analizar una gran cantidad de personas”, explicó Caramelo. Y agregó: “Hay que destacar que este trabajo no implica ningún riesgo de contagio, puesto que nunca se trabaja con el virus, sino simplemente con una proteína del mismo”.

Gamarnik indicó: “El testeo en mayor escala nos permitirá saber con más exactitud la dimensión del problema. Esto contribuirá a dar atención médica adecuada a quien lo necesita, realizar aislamientos más efectivos y contener la transmisión del virus en la población”.

“En esta situación sanitaria tan crítica es importante aunar esfuerzos para avanzar de la manera más rápida y eficiente posible en la búsqueda y el desarrollo de alternativas de diagnóstico y terapéuticas para combatir el virus. Investigadores y becarios de nuestro instituto se han sumado a este desafío y ya están en marcha”, destacó Angeles Zorreguieta, directora de la FIL.