Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el Sep 25, 2014 en Noticias Investigación, Noticias principales

Exploran un nuevo tratamiento contra la brucelosis

Un estudio realizado por investigadores del Instituto Leloir (FIL) puede acercar al diseño de un fármaco efectivo contra la brucelosis, una zoonosis que afectaría a 10.000 argentinos cada año.

Lic. María Inés Serer y los doctores Sebastián Klinke y Hernán Bonomi - Autores del estudio

Los investigadores del estudio, la licenciada María Inés Serer (izq.) y los doctores Sebastián Klinke y Hernán Bonomi. A su lado un equipo que permite determinar estructuras tridimensionales de proteínas por difracción de rayos X.

Hasta la fecha no existe una vacuna contra la enfermedad que afecta a trabajadores de mataderos y de frigoríficos y consumidores de productos contaminados. El tratamiento actual involucra un régimen de múltiples drogas que puede generar numerosos efectos secundarios y resistencia a los medicamentos.

Ahora, la expectativa es “diseñar fármacos cuyos efectos tóxicos sean selectivos para el patógeno”, afirma el doctor Sebastián Klinke, principal autor del trabajo e investigador del CONICET en el Laboratorio de Inmunología y Microbiología Molecular dirigido por el doctor Fernando Goldbaum en la FIL.

Los investigadores de la FIL lograron realizar la caracterización estructural en 3D de la enzima riboflavina sintasa, una proteína clave para la vida de la bacteria de la brucelosis (Brucella). “Esta información es muy valiosa para el diseño de drogas que la inhiban”, explica la becaria doctoral del CONICET María Inés Serer, primera autora del trabajo.

“Una de las ventajas de elegir a esa enzima como blanco es que sólo está presente en las bacterias, por lo cual se podría interferir su acción sin perjudicar a los humanos o a los animales infectados”, indicó otro integrante del equipo, el doctor Hernán R. Bonomi, también investigador del CONICET.

Cristales de Riboflavina Sintasa Blanco terapeutico de la Brucella

La enzima Riboflavina Sintasa (blanco terapéutico de la bacteria de la brucelosis) “atrapada” en forma de cristales que luego son incididos con rayos X. Esta técnica sirve para descifrar su estructura tridimensional mediante el empleo de modernos equipos de cristalografía.

Por su relevancia, el trabajo fue tapa de la prestigiosa revista científica “Acta Crystallographica D”.

A raíz de este avance, los investigadores del Leloir establecieron un acuerdo de colaboración con la empresa Novartis, cuyo objetivo será la búsqueda de fármacos específicos. Es el primer acuerdo de su tipo entre la compañía suiza y un laboratorio de ciencia básica en América Latina, lo cual, según los científicos, sienta un importantísimo precedente para futuros proyectos cooperativos para la atención de enfermedades regionales.

En el trabajo también participaron los doctores Rolando Rossi, de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA; y Beatriz Guimarães del Sincrotrón SOLEIL, en Francia.