Menu de páginas
Instagram
Menu de Categorías

Publicado el Oct 2, 2020 en instagram Links, Noticias Investigación, Noticias principales

“Es muy gratificante ver que nuestro kit serológico para COVID-19 es utilizado en distintos centros de salud”

Así lo afirma María Mora González López Ledesma, integrante del equipo de la Fundación Instituto Leloir (FIL), que desarrolló el primer test serológico argentino para COVID-19. La herramienta se emplea para la determinación de anticuerpos de plasma convaleciente, el control de la transmisión en barrios, el cuidado del personal de la salud, y otros fines.

María Mora González López Ledesma, investigadora asistente del CONICET en el Laboratorio de Virología Molecular que lidera Andrea Gamarnik en el Instituto Leloir.

Los kits COVIDAR IgG e IgM tienen proteínas del coronavirus inmovilizadas que sirven de “carnada” para ¨pescar¨ los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 que se encuentran en los sueros de los pacientes, de modo tal que puedan ser identificados y cuantificados por un método enzimático que produce color. De esta manera se puede determinar si una persona está o estuvo infectada.

“Mi tarea consiste en producir y cuantificar proteínas RBD y Spike que son las ‘llaves de entrada’ que usa el coronavirus para unirse al receptor ACE2 de las células y comenzar la infección”, indica María Mora González López Ledesma, investigadora asistente del CONICET en el Laboratorio de Virología Molecular que lidera Andrea Gamarnik en la FIL.
Esas proteínas son un insumo clave para la fabricación de COVIDAR IgG e IgM en el Laboratorio Lemos.

El trabajo habitual de investigación de González López Ledesma se basa en el estudio de los mecanismos por los cuales el virus de dengue genera enfermedad. “Para ello nos centramos en evaluar la interacción entre las proteínas virales y las proteínas de la célula hospedadora. En particular centro mis estudios en la polimerasa viral, una proteína encargada de copiar el material genético para dar lugar a nuevos virus. Estos conocimientos podrían contribuir al desarrollo de antivirales y vacunas efectivas”, afirma la científica.

González López Ledesma tiene años de experiencia expresando proteínas virales del dengue en células de origen humano para estudiar su interacción a nivel molecular. “Adaptamos estas mismas técnicas para expresar las proteínas virales de SARS-CoV-2. En el laboratorio tenemos vasta experiencia en el manejo de cultivos celulares y expresión de proteínas, lo que fue muy útil al momento de abordar este proyecto para COVID-19”, destaca la investigadora.

“El desarrollo de COVIDAR IgG e IgM fue un desafío para todos nosotros y desde ya me enorgullece formar parte de este equipo. Ver que el kit serológico es utilizado en distintos centros de salud es muy gratificante, pero en particular destaca la necesidad de fomentar la ciencia en nuestro país. Este es un ejemplo de como la ciencia nos da soberanía”, afirma González López Ledesma.

COVIDAR IgG e IgM están disponibles para las autoridades de salud nacionales, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires y se distribuyen a más de 70 hospitales y clínicas del país.

COVIDAR IgG e IgM, los kits serológicos para COVID-19 desarrollados en el Instituto Leloir.

Del desarrollo de “COVIDAR IgG” también participaron Marcelo Yanovsky y Julio Caramelo, jefes de laboratorio de la FIL; otros doctorandos y jóvenes doctores que integran el grupo de Gamarnik: Guadalupe Costa Navarro, Horacio Martín Pallarés, Diego Ojeda y Lautaro Sánchez; y Jorge Carradori, del Laboratorio Lemos.

El proyecto se realiza en el marco de la “Unidad Coronavirus Covid-19” impulsada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) y recibió el apoyo del Fondo para la Convergencia del Mercosur (FOCEM), la Fundación Williams y la Asociación Civil Siempre Ayuda Nunca Dañes (SAND).