Menu de páginas
Instagram
Menu de Categorías

Publicado el Jul 5, 2021 en Noticias Institucionales, Noticias principales

El Instituto Leloir recuerda con afecto al doctor Israel D. Algranati

El lunes 28 de junio de 2021 falleció el doctor Israel D. Algranati, una gran persona, docente e investigador, muy querido por colegas, discípulos y estudiantes.

Israel D. Algranati – 02/01/1932 – 28/06/2021

Algranati fue un referente clave en la historia y consolidación del Instituto de Investigaciones Bioquímicas “Fundación Campomar”, hoy Fundación Instituto Leloir (FIL).

Con Diploma de Honor, Algranati finalizó la Licenciatura de Ciencias Químicas en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y egresó como doctor en Química de esa misma casa de estudios. Interesado por investigar en el campo de la bioquímica comenzó a trabajar en el entonces Instituto de Investigaciones Bioquímicas Fundación Campomar a partir de 1958.

Sus investigaciones, publicadas en prestigiosas revistas científicas, abarcaron la bioquímica de carbohidratos,  la síntesis proteica y el metabolismo de poliaminas en bacterias, parásitos y células animales.

En 1958 Israel D. Algranati fue incorporado al Instituto de Investigaciones Bioquímicas Fundación Campomar, hoy Fundación Instituto Leloir.

Además de su destacada labor científica, trabajó de manera desinteresada y comprometida por el crecimiento de la fundación siendo su director ejecutivo y presidente en diferentes períodos, además de ocupar diversos cargos directivos.

“Algranati siempre fue una figura querida y respetada dentro de la Fundación Instituto Leloir. Mucho de lo que ésta representa actualmente se lo debemos a ’Algra’, como lo llamábamos”, cuenta el doctor Armando Parodi, investigador emérito de la FIL y del CONICET.

Como institución derivada del pequeño núcleo inicial dirigido por el doctor Luis Federico Leloir, la Fundación inicialmente se dedicaba exclusivamente a investigaciones relacionadas con la bioquímica de los hidratos de carbono. “Fue Algranati el que primero planteó la posibilidad de estudiar temáticas distintas a las iniciales. Este planteo fue apoyado por Leloir, pero combatido por otros investigadores. El hecho de que las investigaciones de Algranati en la bioquímica de la síntesis proteica fuesen exitosas determinó que otros siguiesen su ejemplo y que rápidamente el Instituto abarcase en sus estudios a campos muy diversos, diversidad ésta que se conserva actualmente y le brinda una vitalidad renovada de forma continua a su labor científica”, señala Parodi.

Asimismo, cuenta Parodi, “el estatuto que regía a la Fundación confería la autoridad a un cuerpo vitalicio de investigadores, lo que a la larga llevó a su estancamiento científico. Algranati, con paciencia y basado en su personalidad y a su amplia autoridad científica convenció a los demás miembros del cuerpo directivo de la necesidad de cambiar el estatuto de manera de permitir su renovación periódica y el acceso al mismo de investigadores jóvenes”.

En 2005, el Consejo de Administración de la Fundación (su cuerpo directivo, formado entonces por seis Jefes de Laboratorio elegidos por sus pares) decidió por unanimidad nombrar a Algranati como primer “Investigador Emérito” de la FIL.

Algranati  también fue Investigador Superior del CONICET; Profesor Titular Plenario de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA,  investigador visitante en la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, y en el Medical Research Council de Cambridge, en Inglaterra. Asimismo realizó cursos de posgrado en la Universidad de Río de Janeiro (Brasil) y en el Laboratorio Cold Spring Harbor, en Estados Unidos.

Dictó conferencias y seminarios en instituciones de Estados Unidos, Europa y Japón. Recibió una beca de la Fundación Guggenheim de Estados Unidos y dirigió tesis doctorales y trabajos de investigadores argentinos y extranjeros.

A lo largo de su carrera, Algranati recibió varias distinciones. La Asociación Universitaria Argentino-Norteamericana le otorgó el “Premio Wilfrid Barón” al mejor trabajo de Bioquímica del período 1974-1975; en 1982 recibió el “Premio “Accesit” de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer; y en 1993 fue distinguido con el “Premio Konex” en Bioquímica y Microbiología.

Fue miembro titular de la Sociedad Argentina de Investigación Bioquímica y Biología Molecular (SAIB) y presidente de la misma (periodo 1985-1987). Además fue miembro titular de la Sociedad Argentina para el Progreso de la Ciencia.

Algranati fue un investigador muy querido y reconocido tanto por la bondad de su carácter como por la excelencia de sus trabajos y la dedicación desinteresada por el crecimiento de la fundación.

Lo recordaremos siempre con gran estima.