Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el Abr 24, 2019 en Videos

Buscamos blancos terapéuticos del principal agente causal de bronquiolitis en bebés e infantes

Ivana Molina nació en Villa Dolores, una ciudad de 40 mil habitantes en el Valle de Traslasierra al oeste de la provincia de Córdoba. Estudió Microbiología en la Universidad Nacional de Río Cuarto, y egresó en marzo de 2013. Realizó su doctorado en el Laboratorio de Estructura-Función e Ingeniería de Proteínas que lidera el doctor Gonzalo de Prat Gay en la Fundación Instituto Leloir (FIL).

“Hasta la fecha no se cuenta con una vacuna eficaz contra el virus de la bronquiolitis”

“Hasta la fecha no se cuenta con una vacuna eficaz contra el virus de la bronquiolitis”

Durante su formación doctoral, Molina estudió el virus respiratorio sincicial (VRS), el principal agente causal de bronquiolitis en bebés e infantes, que durante los meses de invierno causa un gran número de hospitalizaciones. Hasta la fecha no se cuenta con una vacuna eficaz y asequible contra este virus.

Uno de los principales objetivos del laboratorio en el que se formó Molina es comprender cómo se ensambla el complejo polimerasa del VRS constituido por un grupo de proteínas y ARN encargado de realizar la replicación y transcripción viral, esencial para el ciclo de vida del virus. “Es sumamente importante caracterizar bioquímica y estructuralmente cada componente y estudiar cómo interactúan entre sí, y de este modo pensar en posibles blancos para antivirales y vacunas”, explica la joven doctora.

Durante su tesis doctoral, Molina realizó la caracterización de una interacción tripartita entre dos proteínas del complejo polimerasa, M2-1 y P con ARN, un eslabón importante para comprender mejor cómo se replica el virus y poder así abrir el camino para el estudio de estrategias antivirales.

“Desde el punto de vista personal haber realizado mi tesis doctoral en FIL me permitió conocer personas maravillosas, me llevo grandes amigos y el cariño de muchas personas”, afirma Molina. “Y desde el punto de vista profesional mi paso por FIL fue lo más enriquecedor para mi carrera, ya que el trabajo que se realiza en este instituto es de altísimo nivel, como así también tener la oportunidad de concurrir a los seminarios y conocer el trabajo de grandes científicos de los cuales aprendí cada día, conocimiento que me gustaría trasmitir en el ámbito en el que me desarrolle en un futuro”, concluye.

<< Volver a la nota principal