Menu de páginas
InstagramFacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el Jun 22, 2015 en Noticias Investigación, Noticias principales

Buscan prolongar las raíces de las plantas

Un grupo de científicos liderado por un argentino identificó genes que influyen en la captación de agua y nutrientes, lo cual permitiría en el futuro desarrollar técnicas para adaptar cultivos de interés agronómico a suelos áridos.

Con el objetivo futuro de mejorar el rendimiento de los cultivos y ampliar las áreas de siembra, un grupo de científicos está intentando identificar y manipular los genes que permitan alargar las raíces de las plantas, lo cual posibilitaría que capten más nutrientes y agua en zonas áridas.

“Los resultados, hasta ahora, son muy alentadores”, señaló el director del proyecto, el doctor José Manuel Estévez, director del Laboratorio de Biología Molecular y Celular de Plantas del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE), que depende de la Facultad de Ciencias Exactas y naturales de la UBA y del CONICET.

Los estudios se realizaron en la planta Arabidopsis thaliana, emparentada con los brócolis, repollos y coliflores y que comparte mecanismos biológicos con los cultivos de mayor importancia agrícola, como el maíz, el trigo y la soja.

Manipulando un grupo de genes, el doctor José Manuel Estévez y su equipo pudieron alargar o acortar las raíces de plantas incrementando o disminuyendo su capacidad para captar agua y nutrientes.

Manipulando un grupo de genes, el doctor José Manuel Estévez y su equipo pudieron alargar o acortar las raíces de plantas incrementando o disminuyendo su capacidad para captar agua y nutrientes.

Los investigadores argentinos, liderados por el doctor José Manuel Estévez, identificaron un grupo de genes cuya actividad determina la extensión de las raíces.

Los investigadores argentinos, liderados por el doctor José Manuel Estévez, identificaron un grupo de genes cuya actividad determina la extensión de las raíces.

Estévez y su equipo identificaron tres grupos de genes que regulan a un conjunto de proteínas, extensinas, que a su vez favorecen la elongación de unas prolongaciones absorbentes o “pelos radiculares” que se ubican en el extremo de la raíz. Así, las plantas pueden explorar mejor el suelo que las rodea y satisfacer la captación de nutrientes y agua.

“Mediante la manipulación genética de la expresión de las extensinas, pudimos generar plantas con pelos dos veces más largos que lo normal o plantas con pelos muy cortos”, indicaron Estévez y su colega Melina Velásquez, becaria postdoctoral del CONICET en el grupo.

El Dr. José Manuel Estévez, Jefe del Laboratorio de Biología Molecular y Celular de Plantas del IFIBYNE, y algunos integrantes de su equipo como la Dra. Silvina Melina Velásquez, la Dra. Silvina Mangano, el Dr. Martín Mecchia, la Lic. Cecilia Borassi, la Lic. Silvina Paola Denita Juarez y el Lic. Juan Salgado Salter.

El Dr. José Manuel Estévez, Jefe del Laboratorio de Biología Molecular y Celular de Plantas del IFIBYNE, y algunos integrantes de su equipo como la Dra. Silvina Melina Velásquez, la Dra. Silvina Mangano, el Dr. Martín Mecchia, la Lic. Cecilia Borassi, la Lic. Silvina Paola Denita Juarez y el Lic. Juan Salgado Salter.

El hallazgo permitiría optimizar potenciales aplicaciones biotecnológicas, como la adaptación de cultivos de interés agronómico a suelos áridos. “La existencia de pelos radiculares más largos se podría traducir en una mayor captación de nutrientes y agua”, enfatizó Estévez, cuyo laboratorio se instalará próximamente en el Instituto Leloir luego de haber ganado un concurso abierto.

Los estudios acaban de ser publicados en las revista científicas “Molecular Plant” y “Plant Physiology”, y son la continuación de un trabajo anterior en “Science”. Contaron con el apoyo económico y de recursos humanos del CONICET y del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la colaboración internacional de colegas de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca; de las universidades de Berkeley y de Stanford, en Estados Unidos; de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido; y de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, en Brasil.

Fuente: Agencia CyTA – Instituto Leloir

El Dr. José Manuel Estévez, luego de haber trabajado por más de cinco años en el IFIBYME y tras haber ganado un concurso abierto en nuestra institución, se ha incorporado recientemente como Jefe del laboratorio de Bases Moleculares del Desarrollo Vegetal del Instituto Leloir.

Para conocer más sobre su trabajo ingrese aquí