Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el nov 6, 2018 en Noticias Institucionales, Noticias principales

Premio de Excelencia Médica para el Dr. José Mordoh

La Fundación de Estudios para la Salud y la Seguridad Social (FESS) distinguió con el Premio Institucional FESS 2018 en la categoría Excelencia Médica al doctor José Mordoh, jefe del Laboratorio de Cancerología en la Fundación Instituto Leloir (FIL).

La Fundación de Estudios para la Salud y la Seguridad Social (FESS) le otorgó el Premio Institucional FESS 2018 en la categoría Excelencia Médica al doctor José Mordoh, jefe del Laboratorio de Cancerología de nuestra fundación. Créditos: Evelyn Flores

La Fundación de Estudios para la Salud y la Seguridad Social (FESS) le otorgó el Premio Institucional FESS 2018 en la categoría Excelencia Médica al doctor José Mordoh, jefe del Laboratorio de Cancerología de nuestra fundación.Créditos: Evelyn Flores

FESS, una organización de la sociedad civil fundada por médicos en 1994 con el propósito de elaborar políticas de Estado en el ámbito de la salud y seguridad social, reconoció al doctor Mordoh por su trayectoria y estudios científicos que abrieron caminos para el desarrollo de una vacuna contra el melanoma avanzado. Este tumor, que es el cáncer de piel más agresivo y su prevalencia está aumentando a nivel mundial, es curable, siempre y cuando sea diagnosticado tempranamente, de lo contrario el pronóstico es menos favorable.

Mordoh lidera el desarrollo de una vacuna (CSF-470) que ya completó con éxito un ensayo clínico de fase II aprobado por la ANMAT para probar seguridad y eficacia en 31 voluntarios.

“Demostramos que nuestra vacuna es mucho menos tóxica que el interferón y prolonga más la sobrevida de los pacientes”, puntualizó Mordoh, un médico graduado con honores y doctorado en la UBA y que fue discípulo del Nobel de Medicina de 1965, el médico francés François Jacob, y del Nobel de Química de 1970, el doctor Luis Federico Leloir.

El doctor Alfredo Stern, miembro del Consejo Académico de la Fundación FESS y director médico de la Obra Social del Personal de la Sanidad Argentina (OSPSA), entregó el premio al doctor José Mordoh. Créditos: Florencia Montenegro

El doctor Alfredo Stern, miembro del Consejo Académico de la Fundación FESS y director médico de la Obra Social del Personal de la Sanidad Argentina (OSPSA), entregó el premio al doctor José Mordoh. Créditos: Florencia Montenegro

Los estudios encabezados por Mordoh – uno de ellos publicado en mayo en la revista “Frontiers of Immunology” – demuestran que la vacuna CSF-470 va modelando poblaciones genéticamente homogéneas o “clones” de ciertas células inmunes, los linfocitos T circulantes, para que reconozcan antígenos tumorales (moléculas que despiertan la reacción de las defensas del cuerpo).

“Los análisis mostraron que muchos de estos clones [de linfocitos] persisten en la sangre durante al menos cuatro años después de realizada la primera inyección de la vacuna. Más importante aún, demostramos que migran hacia el tumor y destruyen células malignas”, subrayó Mordoh quien también es investigador superior del CONICET.

A la luz de la evidencia actual, la inmunoterapia será una de las herramientas principales para tratar el cáncer, afirma Mordoh. La relevancia de este campo cobró notoriedad a nivel mundial a partir de la entrega del Premio Nobel de Medicina 2018 al estadounidense James Allison y el japonés Tasuku Honjo por sus hallazgos científicos que llevaron al desarrollo de la inmunoterapia contra los tumores.

“Nuestra vacuna ha demostrado ser eficaz en los estudios humanos. El objetivo es realizar un ensayo clínico de fase III para seguir acercándonos a la posibilidad de brindar en un futuro próximo una terapia que cure a miles de pacientes”, destacó el científico de la FIL.