Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el dic 18, 2017 en Noticias Investigación, Noticias principales

Martín Mecchia es primer autor de un estudio publicado en Science

El doctor Martín Mecchia, investigador de la Fundación Instituto Leloir (FIL), es primer autor de una investigación que condujo a la identificación de una pieza clave de la fecundación en plantas. El avance – descrito en la prestigiosa revista Science – abre caminos para mejorar la productividad de cultivos de importancia alimentaria.

Doctor Martín Mecchia, investigador del CONICET en la Fundación Instituto Leloir.

Doctor Martín Mecchia, investigador del CONICET en la Fundación Instituto Leloir.

“Descubrimos que la carencia de ciertas proteínas vuelven prácticamente estériles a las plantas y les hace perder la capacidad de producir semillas”, indica Mecchia quien participó del estudio cuando era becario postdoctoral en el laboratorio del doctor Jorge Muschietti en el Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular “Dr. Héctor Torres” (INGEBI-CONICET). Recientemente se incorporó al Laboratorio Bases Moleculares del Desarrollo Vegetal de la FIL liderado por el doctor José Estévez.
Los investigadores hicieron los estudios con plantas mutantes de Arabidopsis thaliana, un modelo de investigación clásico en fisiología vegetal. Y comprobaron que aquellas que no expresan dos tipos de péptidos o fragmentos de proteínas, miembros de una familia llamada “RALF” (factores de alcalinización rápida, según sus siglas en inglés), ven afectada la capacidad reproductiva del polen, que son las gametas masculinas que fecundan los óvulos de la planta.
Si la falta de esos péptidos RALF es perjudicial para la reproducción vegetal, los investigadores también descubrieron que las plantas que tienen aumentada su expresión son igualmente estériles. “Esto sugiere que, para que la fertilización sea exitosa, es necesario que se mantengan niveles normales de los péptidos”, indicó Mecchia quien también es investigador del CONICET. Y agregó que estos conocimientos pueden servir para desarrollar estrategias que aumenten el rendimiento de los cultivos.
En el laboratorio de Estévez en la FIL, Mecchia colabora en estudios que apuntan a mejorar la capacidad de las raíces para absorber agua y nutrientes del suelo. “Esta línea de investigación pretende desarrollar cultivos capaces de adaptarse a terrenos áridos. Nuestra idea es ayudar a mejorar y aumentar la producción de alimentos en un contexto de aumento exponencial de la población humana.”
Los dos autores principales del trabajo publicado en Science son los doctores Muschietti y Ueli Grossniklaus, de la Universidad de Zurich, en Suiza. También participaron Sofía Somoza, becaria doctoral de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica en el laboratorio de Muschietti, Aurélien Boisson-Dernier, de la Universidad de Colonia, en Alemania, y Gorka Santos Fernández, Nadine Duss, Valeria Gagliardini, Andrea Martínez-Bernardini, Tohnyui Ndinyanka Fabrice y Christoph Ringli, del laboratorio de Grossniklaus.