Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el jun 14, 2018 en Noticias Institucionales, Noticias principales

La FIL en el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Cada 17 de junio se celebra el Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía con el fin de concientizar acerca de las iniciativas internacionales para combatir y enfrentar esos fenómenos.

El doctor José Manuel Estévez, jefe del Laboratorio Bases Moleculares del Desarrollo Vegetal de la Fundación Instituto Leloir e investigador del CONICET.

El doctor José Manuel Estévez, jefe del Laboratorio Bases Moleculares del Desarrollo Vegetal de la Fundación Instituto Leloir e investigador del CONICET.

Aumentar la capacidad de los cultivos para captar nutrientes y agua es crucial para adaptarlos a zonas áridas o secas como consecuencia del cambio climático. A eso apunta el Laboratorio Bases Moleculares del Desarrollo Vegetal liderado por el doctor José Manuel Estévez en la Fundación Instituto Leloir (FIL).

En 2011 la prestigiosa revista “Science” publicó un estudio de Estévez y su grupo que permitió identificar tres grupos de genes responsables de la producción de unas proteínas llamadas extensinas que son fundamentales para el crecimiento de los pelos de las raíces, estructuras encargadas de absorber el agua y los nutrientes del suelo. “Desde entonces seguimos descubriendo mecanismos biológicos que favorecen el alargamiento de las raíces de las plantas y aumentar así su capacidad para captar agua y nutrientes (como fosfatos) en suelos afectados por la sequía. Este conocimiento podría servir para adaptar diferentes cultivos a esas condiciones”, señala Estévez quien recibió el año pasado uno de los cuatro “Premios Houssay” en la categoría Jóvenes otorgados por el Ministerio de Ciencia.

Una de las líneas de trabajo de Estévez – descrita este año en un artículo de revisión que es tapa de la revista “Molecular Plant” (Cell Press) – apunta a determinar la estructura 3D de una proteína asociada a la elongación celular en las raíces. “Caracterizar su estructura también nos ayudaría a entender su función”, indica Estévez.

Un artículo de revisión del doctor José Estévez es tapa de la revista “Molecular Plant” (Cell Press): Las raíces de las plantas son multicensores del estatus nutricional y de agua del suelo y a la vez integran señales endógenas para decidir si crecen o no y en qué dirección.

Un artículo de revisión del doctor José Estévez es tapa de la revista “Molecular Plant” (Cell Press): Las raíces de las plantas son multicensores del estatus nutricional y de agua del suelo y a la vez integran señales endógenas para decidir si crecen o no y en qué dirección.

Otro artículo de revisión, también liderado por Estévez y publicado este año en la revista “Trends in Plant Science”, aborda conceptos novedosos que indicarían que las fluctuaciones en la acidez o pH celular podrían estar modulando el crecimiento de los pelos de las raíces. “Los resultados indican que las proteínas que participan en el desarrollo de los pelos de las raíces estarían reguladas por ciclos de prendido y apagado determinados por el nivel de pH celular”, indicó el científico de la FIL y también investigador del CONICET. Y concluyó: “A partir de nuestros trabajos, se plantean diversas aplicaciones posibles en el campo de la biotecnología vegetal para poder desarrollar cultivos de interés agronómico en Argentina (trigo, maíz, soja, y otros cultivos) en condiciones de sequía y otros factores de estrés.”

Este tipo de proyectos son posibles gracias al enorme esfuerzo y dedicación de los investigadores argentinos y al apoyo económico brindado por individuos, empresas y organismos oficiales del área de ciencia y tecnología.

Apoyá la Ciencia, apoyá a la FIL

Sumate