Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el sep 17, 2018 en Noticias Investigación, Noticias principales

Conferencia internacional del Dr. José Manuel Estévez sobre estudios que buscan adaptar cultivos a la sequía y el cambio climático

El doctor José Manuel Estévez, jefe del Laboratorio Bases Moleculares del Desarrollo Vegetal de la Fundación Instituto Leloir (FIL), dictó la Conferencia Plenaria “Luis F. Leloir” en el 41 congreso de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular.

El doctor José Manuel Estévez dictando su conferencia en el 41 congreso de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular. Fue como representante de la Sociedad Argentina de Investigación Bioquímica y Biología Molecular (SAIB) y de la Fundación Instituto Leloir.

El doctor José Manuel Estévez dictando su conferencia en el 41 congreso de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular. Fue como representante de la Sociedad Argentina de Investigación Bioquímica y Biología Molecular (SAIB) y de la Fundación Instituto Leloir.

En el encuentro internacional, realizado en la ciudad de Santander, el doctor Estévez describió su línea de trabajo encaminada a identificar los procesos genéticos y moleculares que regulan el desarrollo de los pelos radiculares de las raíces de las plantas que son estructuras encargadas de absorber nutrientes y agua del suelo. “El conocimiento de estos mecanismos sienta bases para aumentar la capacidad de los cultivos para aprovechar al máximo los recursos del suelo y de este modo adaptarlos a zonas afectadas por la sequía y el cambio climático”, explicó el científico de la FIL.

En 2011, la revista “Science publicó un estudio de Estévez y su grupo que permitió identificar tres grupos de genes responsables de la producción de unas proteínas llamadas extensinas, que son fundamentales para el crecimiento de los pelos de las raíces. “Mediante la manipulación genética de la expresión de estas moléculas, pudimos generar plantas con pelos dos veces más largos que lo normal o plantas con pelos muy cortos”, indicó Estévez.

Desde entonces, el laboratorio de Estévez ha descrito nuevos mecanismos biológicos que regulan el crecimiento de las raíces de las plantas. En un artículo de revisión, que fue tapa este año de la revista “Molecular Plant” (Cell Press), el investigador describe proyectos que apuntan a establecer la estructura 3D de las extensinas. “Esta información podría ser útil para aumentar aún más la capacidad de las raíces para captar agua y nutrientes como fosfatos”, puntualizó.

El grupo del doctor Estévez busca potenciar la capacidad de los pelos radiculares, estructuras de las raíces encargadas de captar nutrientes esenciales y agua del suelo.

El grupo del doctor Estévez busca potenciar la capacidad de los pelos radiculares, estructuras de las raíces encargadas de captar nutrientes esenciales y agua del suelo.

En un artículo, también publicado este año en “Trends in Plant Science”, Estévez y su equipo abordan conceptos novedosos que indicarían que las fluctuaciones en la acidez o pH celular podrían estar modulando el crecimiento de los pelos radicales. Y en otro estudio, difundido recientemente en la revista “Frontiers in Plant Science, el investigador de la FIL y su grupo describen un conjunto de genes que le permiten a las plantas integrar información interna (niveles de hormonas de crecimiento) y externa (condiciones de agua y nutrientes del suelo) para desplegar respuestas de crecimiento en los momentos apropiados.

Los trabajos del laboratorio de Estévez se realizaron en la planta Arabidopsis thaliana, emparentada con los brócolis, repollos y coliflores y que comparte mecanismos biológicos con los cultivos de mayor importancia agrícola, como el maíz, el trigo y la soja.

El doctor José Manuel Estévez recibiendo la distinción a la conferencia plenaria Luis F. Leloir.

El doctor José Manuel Estévez recibiendo la distinción a la conferencia plenaria Luis F. Leloir.

“Estas investigaciones, junto con las de muchos otros colegas del mundo, podrán en un futuro ayudar a mejorar y aumentar la producción de alimentos en un contexto de aumento exponencial de la población humana”, concluyó Estévez.

Del congreso internacional realizado en España, también participaron investigadores de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, del Centro de Regulación Genómica de Barcelona, y de otros centros científicos.