Menu de páginas
FacebookTwitterGoogle+
Menu de Categorías

Publicado el ene 20, 2018 en Noticias principales

Científica del Leloir estudiará en Alemania el riesgo de Alzheimer

La licenciada Pamela Martino Adami, integrante del Laboratorio de Amiloidosis y Neurodegeneración en la Fundación Instituto Leloir (FIL), logró ser seleccionada para realizar su posdoctorado en el Laboratorio de Neurogenética y Psiquiatría Molecular del Hospital de la Universidad de Colonia, en Alemania.

La licenciada Pamela Martino Adami, becaria doctoral del CONICET en la Fundación Instituto Leloir.

La licenciada Pamela Martino Adami, becaria doctoral del CONICET en la Fundación Instituto Leloir.

“La línea de investigación se va a centrar en tratar de dilucidar las bases moleculares que vinculan el traumatismo craneoencefálico con el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer”, afirma Martino Adami. Y agrega: “Para ello voy a utilizar muestras de pacientes y de controles.”

El proyecto se desarrollará dentro del marco de un consorcio internacional que vincula tanto institutos de investigación como industrias farmacéuticas. Existe evidencia que el traumatismo craneoencefálico moderado y severo incrementan el riesgo de desarrollar ciertos tipos de demencia. “En este sentido, aquellos individuos que hayan experimentado heridas repetidas en la cabeza (veteranos de guerra, boxeadores, jugadores de fútbol americano y otros casos) exhiben un mayor riesgo de desarrollar demencia, deterioro cognitivo y enfermedades neurodegenerativas”, indica la investigadora.

Martino Adami, quien actualmente se desempeña como becaria doctoral del CONICET en la FIL, defenderá su tesis de doctorado en marzo y posteriormente emprenderá viaje a Alemania.

De Chivilcoy a Colonia

Martino Adami nació en Chivilcoy, Provincia de Buenos Aires. “Siempre fui una persona curiosa, de preguntarme cómo y por qué funcionan las cosas. Cuando estaba en el colegio secundario participé en las Olimpíadas Argentinas de Biología. Esta experiencia me llevó a seguir una carrera relacionada con la biología y la medicina”, afirma.
Durante su paso por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) y la Universidad de Buenos Aires (UBA) su interés se volcó hacia la enfermedad de Alzheimer. “Elegí estudiar específicamente esta patología porque vi cómo un familiar directo padeció una enfermedad neurodegenerativa similar, sin tener posibilidad alguna de contar con una estrategia terapéutica que pudiera cambiar el curso de la enfermedad. En ese momento decidí aportar mi ‘granito de arena’ en el trabajo de ampliar el conocimiento sobre las enfermedades neurodegenerativas.”

Para Martino Adami su experiencia en la FIL “fue muy buena. Todo lo que aprendí y crecí durante estos cinco años es invaluable. Siempre conté con el apoyo del laboratorio para el diseño y la realización de los experimentos y la discusión de los resultados, así como también para la realización de pasantías en otros laboratorios que enriquecieran mi tema de trabajo.”

El año pasado Martino Adami fue primera autora de dos trabajos científicos publicados en las revistas “The Journal of Cerebral Blood Flow and Metabolism” y “Biochimica et Biophysica Acta”. “En el primer trabajo demostramos, en un modelo animal para la enfermedad de Alzheimer, que el deterioro cognitivo en etapas tempranas está asociado con problemas en la generación de energía por parte de las mitocondrias de las neuronas”, explica la investigadora. Y continúa: “En el segundo estudio comprobamos, en el mismo modelo animal, que el consumo de una dieta no saludable (rica en grasas y azúcares) a largo plazo acelera los mecanismos patogénicos que se disparan en el cerebro en etapas tempranas de la enfermedad.”

“Sé que tuve la oportunidad de desarrollar mi tesis en uno de los mejores institutos de investigación científica del país y estoy muy agradecida por ello”, concluye.